miércoles, 8 de agosto de 2012

El plátano: Un alimento subestimado



De acuerdo a los nutriólogos una porción de plátano proporciona alrededor de las mismas calorías que una papa.

Sin embargo, los plátanos son más que las calorías que contienen. Contrariamente a las creencias populares, nutriólogos hacen hincapié en que los plátanos no solo son ricos en potasio, sino también en calcio, magnesio, flúor, hierro, vitaminas del complejo B y selenio. Los plátanos también contienen algunas cantidades de vitamina C.  Análisis químicos comprueban que los plátanos contienen triptófano.

Según los psiquiatras, el triptófano es un aminoácido que se puede convertir en serotonina, lo que mejora el estado de ánimo, aliviando la depresión. Algunas personas afirman que comer por lo menos un plátano al día puede controlar la sensación de estar deprimido. Los plátanos tienen alto contenido de hierro y pueden ayudar a la función del cuerpo de producir hemoglobina para combatir la anemia.

En un estudio de investigación publicado en la revista Archives of Ophthalmology de los EE.UU., se ha demostrado que los adultos que consumen al menos tres plátanos al día tienen un riesgo reducido (un 36 por ciento) de desarrollo de la degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), la principal causa de la pérdida de visión en adultos mayores, en comparación con las personas que consumen menos de 1.5 porciones de fruta al día. Debido a su contenido de fibra puede ayudar a restaurar la función normal del intestino. Un bioquímico dice que los plátanos también contienen pectina, una fibra soluble (hidrocoloides) que pueden ayudar a normalizar el movimiento a través del tracto digestivo.

De acuerdo con los trabajos publicados de la revista International Journal of Cancer, se ha demostrado que el consumo diario de frutas y verduras enteras, especialmente el plátano, es altamente protector para la salud de los riñones. Los resultados muestran que, durante un periodo de tiempo largo (13.4 años), mujeres que consumen más de 2.5 porciones de frutas y vegetales por día redujeron su riesgo de cáncer de riñón en un 40 por ciento. Entre las frutas, los plátanos son especialmente en especial los que brindan mayor protección. Las mujeres que comían plátanos de cuatro a seis veces a la semana reducen a la mitad su riesgo de desarrollar la enfermedad en comparación con aquellos que no comen esta fruta. La conclusión del estudio es que el consumo frecuente de frutas y verduras, especialmente los plátanos, repollo y vegetales de raíz, puede reducir el riesgo de cáncer de riñón.

Por otra parte, en los EE.UU. Food and Drug Administration acaba de permitir que la industria platanera haga las afirmaciones correspondientes sobre la capacidad de la fruta para reducir el riesgo de presión arterial alta y los accidentes cerebrovasculares, ya que los plátanos son extremadamente altos en potasio y muy bajo de sodio, evitando así la hipertensión.

Al ser una rica fuente de vitaminas del complejo B como la vitamina B6 y B12, los plátanos pueden ayudar a que cualquier persona se recupere de la abstinencia de nicotina y mejorar la función nerviosa. De acuerdo con gastroenterólogos, plátanos estimular las células en el revestimiento del estómago interna para producir mucosa más gruesa (que protege contra el ácido), lo que reduce la acidez de estómago e irritación.

En un estudio realizado por The New England Journal of Medicine, comer plátanos como parte de la dieta regular puede reducir el riesgo de muerte por accidentes cerebrovasculares hasta el 40 por ciento. Varios expertos también afirman que los plátanos pueden ayudar a poner remedio a una "chuda" debido al consumo excesivo de alcohol. "Cuando una persona se emborracha, sus reservas de potasio se están agotando debido a la necesidad frecuente de orinar y sudar," dice el Dr. Vicente Toralba Jr., un médico de medicina familiar. "El agotamiento de potasio en su cuerpo es la razón por la que te sientes mal cuando tienes una chuda", añade. Los expertos también comparten que el magnesio del plátano ayuda a relajar los vasos sanguíneos y proporcionar alivio de un dolor de cabeza intenso.

Como una alternativa, algunos nutriólogos sugieren incluso que el licuado de plátano con miel reduce los síntomas de una “cruda”, síntomas que incluyen dolor de cabeza, mareo, sequedad de boca, el estómago con náuseas y fatiga. 

De acuerdo con una investigación científica japonesa, un plátano completamente maduro produce una sustancia llamada Factor de Necrosis Tumoral (TNF), que tiene la capacidad para combatir las células anormales. En un experimento llevado a cabo por un profesor en la Universidad de Tokio la comparación de los diversos beneficios para la salud de diferentes frutas, con plátano, uva, manzana, sandía, piña y pera, se encontró que el plátano dieron los mejores resultados. Se incrementó el número de células blancas de la sangre,  se mejoró la inmunidad del cuerpo y se produjo la sustancia anti-cáncer TNF. Y si usted piensa que las manchas oscuras en la piel del plátano significan que ya se está echando a perder,  cambie su perspectiva.

Según el Dr. Darryl See, encargado del estudio japonés, los plátanos amarillos maduros con manchas oscuras en la piel son ocho veces más eficaces en la mejora de la propiedad de las células blancas de la sangre que la versión de piel verde o los plátanos que son perfectamente amarillos.
Así que te invitamos a nunca mirar a los plátanos de la misma manera, ya que sólo ellos pueden colaborar a que tengas una vida sana.

En Balance Center, te mantenemos informados sobre los últimos acontecimientos de fitness, salud y nutrición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada